Puertas correderas: claves para tener más espacio

Si todavía no conoces las ventajas de las puertas correderas, necesitas leer este artículo. Si tienes un problema de espacio en tu vivienda, ya puedes apuntar en la lista este tipo de puertas para la próxima reforma.

Cada vez más clientes se atreven con las puertas correderas y quedan encantados. Es una manera de traspasar lo tradicional y abrazar la innovación. A continuación, te presentamos algunas categorías de puertas correderas. ¿Cuál se adapta mejor a tu hogar?

¡El estilo cuenta!

Si para ti un dato esencial es el estilo de la puerta, entonces puedes estar tranquilo, tienes para elegir. Si quieres dar un toque moderno a tu casa, apuesta por las puertas de vidrio, transparente, o quizás prefieras un diseño en blanco o de un tono suave. También puedes elegir una que sea totalmente de madera, para aportar un estilo rústico, o solamente con los bordes de madera. Para las puertas correderas con acceso al exterior, te recomendamos las de aluminio.


Fuente: Pinterest

¿Ocultas o a la vista?

Para total libertad de espacio, son recomendadas las puertas correderas empotradas entre dos tabiques. Te van a encantar, ya que se realizan a medida, son limpias y no te ocuparan espacio. Otra opción es colocar la puerta del techo o pared. En este caso será importante que encuentres un sistema de herrajes y guías de máxima calidad, para que dure mucho tiempo y es esencial que un especialista te confirme si la pared o techo es suficientemente resistente.


Fuente: Pinterest

Una o varias hojas

Ten en cuenta también que puedes optar por una puerta con una sola hoja o con varias. Estas pueden estar a la vista, complementando el diseño de la casa o pueden estar ocultas en un tabique, deslizándose de un lado a otro al abrirse y cerrarse. El número de hojas lo elegirás dependiendo, por supuesto, del tamaño de la habitación.


Fuente: Pinterest